La nueva serie de HBO, Euphoria, si bien trata los problemas de la adolescencia de hoy en día desde una nueva perspectiva e incluso derribando ciertos tabús también reproduce ciertos elementos que perduran en la sociedad. A continuación desglosaremos ciertos temas que nos parecen dignos de mencionar a la hora de comentar las cuestiones ideológicas que se van viendo a lo largo de la serie.

 

Masculinidad tóxica, roles masculinos muy normativos y evidentes 

En primer lugar, la violencia machista se trata en todos sus escalones y vertientes. En segundo lugar, el uso de las redes sociales actúa como mecanismo de control emocional y sexual hacia las mujeres. Asimismo, se hace evidente la presión en los personajes deportistas para que refuercen su faceta más masculina y competitiva pero que esconde ciertas inseguridades a no parecer lo suficientemente hombres (reflejado principalmente en los personajes de Nate y Mckay), debido a que se encuentran fuertemente influenciados por la idea de impresionar a sus padres.

 

Sexo

Por una parte, se da un empoderamiento sexual de cuerpos no normativos (como en el caso de Kat), pero al mismo tiempo se hipersexualiza constantemente el cuerpo de las protagonistas (Kat, Cassie, Maddy y Jules) siendo Rue la única que muestra una apariencia más andrógina y no sexualizada. Además, se hace gran hincapié en la elevada pornificación de esta faceta sexual, que busca la reafirmación de la autoestima de las mujeres en el sexo

 

Transexualidad 

El personaje de Jules es transexual pero la fuerza e historia del personaje no se centra en eso ni es el tema de conversación principal como ocurre en la mayoría de productos audiovisuales con protagonistas trans. La normalización en la serie es tal que no se visibiliza hasta mitad de temporada. 

 

Sororidad entre mujeres

Euphoria rompe con las clásicas divisiones entre diferentes roles en series americanas de instituto. Las “populares” y las “excluidas socialmente” no mantienen una confrontación ni se relacionan de una forma jerárquica tan evidente entre ellas.

 

Relaciones tóxicas tradicionales 

Otro de los temas que aborda la serie es la exhibición de relaciones tóxicas patriarcales (Cassie y Mckay, Nate y Maddie). El mito del amor romántico incluye también la relación entre Rue y Jules aunque no sea normativa. A pesar de que todas las protagonistas mantienen una esencia feminista en su forma de ser (cada una en una faceta distinta), caen en las mismas trampas del patriarcado que las anulan como personas completas que necesitan su media naranja.

 

Problemas emocionales sin resolver 

La ansiedad y la depresión en la juventud y la falta de herramientas sanas para gestionarlo es otra idea que plantea Euphoria.  La inseguridad e incertidumbre, presente en la etapa de la adolescencia, se agudiza en una Generación Z que no cree en nada y que muestra apatía por todo lo que le rodea. 

 

Las drogas

La importancia socializadora de los abusos del alcohol, entre otras sustancias, se enlaza con la problemática mencionada de ausencia de ocio alternativo. Destaca especialmente Rue, quien salta de una adicción a otra, pasando de la dependencia a las drogas a la dependencia al amor en su relación con Jules. 

Tras este breve desglose de los principales temas que aborda Euphoria, tendremos la ocasión de analizar tabús y problemáticas invisibilizadas, muchas ellas a lo largo de los años, en nuestra adolescencia a través de las experiencias de estos personajes nacidos en los 2000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *