Luis: Tengo 37 años, soy miembro de CCOO y llevo trabajando desde hace 14 años en la empresa, en el departamento de fundición. La situación actual es complicada para todos, ya que llevamos tiempo lidiando con situaciones similares a estas, pero estamos animados pese a todo y convencidos de que podremos solucionar este problema cómo sea.

Juan Carlos Corbacho: Llevo 30 años trabajando en Alcoa y en el comité de empresa, desde el 2008, siempre metido en líos por ser implicado y crítico, aprendiendo de las movilizaciones desde el año 2012. Seguiremos adelante hasta que tengamos una solución, luchando todo lo que podamos y más.

Jose Antonio: Llevo trabajando 15 años en la empresa y soy miembro de CCOO,  sentimos una mezcla de rabia y querer luchar a la vez, pero no van a poder con nosotros. Lucharemos por nuestros trabajos, nuestras familias,  y la ciudad.

¿Actualmente cuántos trabajadores sois en la planta y cuál es el perfil más habitual del trabajador al respecto de su formación, edad, y sexo?


La plantilla en cuánto a la media de edad es joven, sobre los 40 años. Todos los años se renueva plantilla, pero hay que tener en cuenta que estábamos a un 60% de producción desde el año 2012, esta planta tiene 500 trabajadores de plantilla propia, contando otro porcentaje de plantilla externa. Actualmente estamos entre los 370 trabajadores de los cuales unos 40 son de contrato eventual y el resto indefinido. La situación con los EREs podría suponer un impacto para el empleo en el proceso, y querríamos hacer funcionar antes del 30 de Junio el 100% de las instalaciones e incrementar los puestos de trabajo además de mantener los que ya existen.

¿Cuánto tiempo lleváis de movilizaciones y años de lucha?


En el año 2012 comenzaron los problemas en la empresa porque supuestamente no podían alcanzar sus objetivos energéticos, y todavía seguimos con la misma problemática.

¿Cómo vivisteis el proceso de desmantelamiento de la planta de Alcoa?


A los pocos años de venir Alcoa lo supimos, una empresa grande que vino a dinamitar nuestro complejo industrial, veíamos que no había inversiones para poder adaptarnos al mercado de nuestros competidores…estaban mermando las instalaciones, sacando productos y cerrando producciones. Esto lo denunciamos públicamente, Alcoa estaba llevándose ayudas de los gobiernos y la Xunta de Galicia que  al final no estaban invirtiéndose en nuestras instalaciones.

-¿Cuál creéis que es el motivo por el que Alcoa prefiere desmantelar la planta a venderla?


Principalmente lo que quieren es quedarse con nuestros clientes del aluminio y traerlo de otros países.

-La última amenaza de cierre fue percibida cómo algo casi irreversible pero se consiguió atrasar para intentar buscar un futuro para la planta, desde el conjunto de trabajadoras, ¿Cómo valoráis la última movilización?


Por ahora no hemos conseguido nuestra meta, que es alcanzar soluciones, pero conseguimos tiempo e inversión dentro de un Ere que nos daba procesos de 30 días que pudimos ampliar hasta los cinco meses, estamos en la etapa de buscar ese inversor y soluciones en base a ese acuerdo. No queremos dejar nada al azar ni renegar toda posibilidad de lucha.

-¿Tenéis algún tipo de apoyo en la empresa además de la obrera? Cuadros administrativos, etc.


Cualquier persona es bienvenida a nuestras reivindicaciones, incluyendo mandos del colectivo, agradecemos todo tipo de apoyo.

-Desde el comienzo del conflicto, toda la ciudad parece estar con vosotros. ¿Cómo se consigue esto?


Sobre todo, siendo solidario. Apoyamos otros conflictos dónde surgen, implicamos a la ciudadanía y les informamos para que entiendan que tipo de industria somos y por qué quieren cerrar nuestra empresa, ya que no somos un sector productivo en declive. Este proceso está abriéndose en países limítrofes de la Unión Europea, nos hace falta una regulación que estamos obligados cómo ciudadanos a exigir a nuestros gobernantes y políticos. Lo más importante es contarlo todo, no dejar de movilizarse.

-¿Cuál pensáis que es la solución para la planta? Por ejemplo, para el partido comunista y la juventud comunista, se habla de nacionalización. ¿Qué opináis?


-Desde luego, esa sería la mejor situación para un sector estratégico de futuro. Nosotros fuimos una empresa estatal, protegida cómo sector fundamental de interés general…por eso no debería privatizarse. Los gobiernos son reacios a esa solución pero seguimos demandándola. No hay que ser precisamente comunista para querer reclamar soluciones prácticas y sensatas.

-Actualmente el conflicto está paralizado mientras se desenvuelven las negociaciones, ¿Cómo creéis que saldrán las cosas teniendo en cuenta que la dirección de empresa no hizo nada hasta ahora?


Seguimos trabajando, pero con tanta burocracia, no vamos todo lo rápido que nos gustaría. Cuándo una industria es interesante para todo el aparato político de este país, para los gobernantes y oposición, no debería existir un problema para poner a salvo la empresa. Para nosotros el conflicto no está parado, el lunes tenemos una nueva reunión con la mesa técnica, estamos convencidos de que vamos a conseguir avances.

-En el caso de que terminado el plazo no se encuentre solución, ¿Que tenéis pensado hacer?


Pensamos en ese escenario, no te quepa duda. Pero habrá que seguir peleando, estamos convencidos de que encontraremos una solución antes de que llegue un final potencial. Queremos que los gobiernos se sensibilicen.

Nos interesa cómo juventud el aprendizaje que podríamos hacer de vosotros a la hora de cambiar las decisiones de una multinacional tan grande, ¿Cómo podríamos hacer nosotros en un futuro para movilizarnos cómo vosotros?


Con movimiento, unión, lucha, y saliendo a las calles. Las nuevas tecnologías son vitales y hay que aprovecharlas, pero la mejor publicidad que puedes hacer es en la calle, sin duda. Hacemos movilizaciones con menos asistentes pero nos mantenemos más tiempo en la calle, y al final terminan hablando más de nosotros. El pueblo unido no será vencido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *