¡UNIDAS Y A LA OFENSIVA, RESPONDEMOS!

Desde el Partido Comunista de España y la Unión de Juventudes Comunistas de España, condenamos las agresiones LGTBIfóbicas que vivimos diariamente. El año pasado nos encontrábamos con cifras desoladoras: más del 75% de las agresiones LGTBIfóbicas no llegan a ser denunciadas, y los datos demuestran que se producen más de dos agresiones al día en el Estado. Frente a las agresiones del patriarcado, frente a su violencia, nosotras construímos nuestras redes de apoyo y espacios de organización.

Hoy en día, ser LGTBI visible sigue siendo un riesgo, vivir en libertad es un riesgo. El patriarcado y el capitalismo se han retroalimentado a lo largo de los años para asegurar la supremacía del hombre blanco heterosexual. Se han asegurado, de establecer en nuestras vidas unas normas estrictas de orientación e identidad de género. Este proceso ocurre desde nuestros primeros espacios de socialización, las escuelas, y nos persigue en todos los procesos de aprendizaje diaríos: desde los medios de comunicación hasta la forma en la que construímos nuestras vidas.

La lucha contra el patriarcado es una lucha por la liberación de sus tres pilares: la identidad sexual, la identidad de género y la orientación sexual. El derrumbe del patriarcado pasa por la implicación del estado en la persecución de las muestras de LGTBIfobia. Además de erradicar la patologización de las personas LGTBI, la elaboración de planes formativos en las escuelas.

Desde el PCE y la UJCE vemos necesario la implatanción de un plan público de persecución de la LGTBIfobia y aseguramiento de la igualdad y concienciación sobre la diversidad afectivo-sexual. Y la construcción de relaciones sociales más libres ya que la normativización heteropatriarcal limita y cercena el desarrollo afectivo-sexual de las personas.

Nosotras, las comunistas, haremos de nuestros barrios un campo de batalla, de nuestros centros de trabajo y de estudio lugares más libres. Estamos a la ofensiva para construír una vida digna!

Nos atacan porque no tenemos medio

¡Contra su odio, respondemos!