Tras el éxito de la huelga feminista del 8 de marzo ¡La lucha continúa!

Desde la Juventud Comunista queremos felicitar en primer lugar al movimiento feminista y a todas las mujeres que han hecho posible esta histórica jornada de huelga y movilización. El 8 de marzo, día Internacional de la Mujer Trabajadora, es un día para la lucha y la reivindicación. Los 6 millones de mujeres que han hecho huelga, todas aquellas personas que han inundado las calles de cientos de pueblos y ciudades, nos demuestran que el feminismo está con más fuerza que nunca y que si nosotras paramos el sistema se viene abajo. Queremos resaltar la importancia de que hubiera mujeres de todas las generaciones en el día de ayer, pero especialmente la alta presencia de mujeres jóvenes, que demuestra que la lucha por la igualdad no sólo tiene presente si no que tiene un gran  futuro con la generación de mujeres combativas que se está incorporando a la lucha de forma masiva. En ese sentido, además del exitoso paro laboral, saludamos la huelga estudiantil, que ha tenido un seguimiento masivo como se ha podido ver también con la gran presencia de estudiantes en las movilizaciones.

Para nosotras el trabajo de la Huelga Feminista no acabó ayer si no que este 8 de marzo histórico debe ser el principio de la conquista de la igualdad real por parte de las mujeres. Igualdad en el plano laboral, acabando con la brecha salarial, los trabajos feminizados, el techo de cristal, el acoso y la mayor precariedad que sufrimos las mujeres trabajadoras. El reparto desigual de los cuidados y del trabajo doméstico. Pero también acabar con cualquier forma de discriminación y violencia hacia las mujeres. Porque para acabar con esta insostenible situación no bastan las buenas palabras e intenciones si no que hacen falta políticas con un presupuesto que las acompañe, hacen falta cambios concretos en el sistema educativo para avanzar hacia una educación feminista, y un ataque a las bases materiales del patriarcado. Y esto únicamente lo conseguiremos si la organización y la movilización que se ha conseguido para este 8 de marzo continúa en el tiempo. Porque a las mujeres de la clase trabajadora nos va la vida en conseguir cambios reales ya, en acabar con un Régimen que nos explota y que nos mata. En definitiva, las mujeres paramos en el día de ayer porque ya es hora de conquistar una Vida Digna, también para nosotras.

Ya hemos parado el mundo y llenado las calles ¡Sigamos organizando la lucha contra el patriarcado y el capitalismo!