Crónica del XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (FMJE) celebrado en Rusia este mes de octubre

Una delegación compuesta por más de 100 jóvenes procedentes de todos los puntos del Estado español estuvimos presentes en Sochi (Rusia) en el XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (FMJE). Este año celebramos  el 70 aniversario de la primera edición que tuvo lugar en Praga a instancias de la recién creada Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD), de la que la UJCE es una organización miembro, y que surge a iniciativa de jóvenes convencidos de la necesidad de erradicar las causas de la Segunda Guerra Mundial. El contexto político actual hace que la promoción y defensa entre los jóvenes de la lucha antiimperialista y por la paz siga siendo igual de importante. Además este año celebramos el centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, que no sólo supuso el primer desarrollo práctico del socialismo por un período destacable, sino que abrió la puerta al fortalecimiento del movimiento antiimperialista, la liberación colonial y la paz entre pueblos.

El Festival consiguió congregar a través de la Federación Mundial de la Juventud Democrática a más de 5000 jóvenes antiimperialistas de todo el mundo, militantes de diferentes organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles y sociales que fortalecieron el carácter antiimperialista del mismo y que junto con los participantes del país anfitrión y demás invitados superaron los 20.000 asistentes. En diferentes actos, seminarios y encuentros, se discutió sobre cómo combatir el desarrollo de la guerra imperialista, el impacto de la crisis en la juventud, o la naturaleza de las luchas sindicales y estudiantiles. El evento finalizó con una declaración del Tribunal Antiimperialista, que durante tres días trabajó para evaluar y condenar las agresiones que el Imperialismo lleva a cabo en todo el mundo. Socorro Gomes, Presidenta del Consejo Mundial por la Paz fue la encargada de presidir el Tribunal, el cual condenó entre otros la presencia de las bases de Rota y Morón en España, caso presentado por la UJCE. Tras este, se celebró una emotiva charla en recuerdo del Che, en la que su hija Aleida Guevara se dirigió a la juventud del mundo animándola a combatir contra las injusticias causada por el imperialismo.

El Festival, sin embargo, no estuvo exento de intentos de despolitización por parte de diversos agentes. Del mismo modo que en el día a día la juventud sufre el acoso ideológico dirigido a disolver su conciencia revolucionaria, durante el Festival fue necesaria una lucha incesante por la defensa del carácter antiimperialista del mismo. Rusia, como país organizador, desarrolló un papel acorde con su rol en la cadena imperialista. Como potencia capitalista, maniobró para visualizar valores burgueses como el emprendimiento, para apelar a la unidad entre clases y promocionar a sus principales monopolios. El carácter autoritario de dicho Estado se pudo observar en las dificultades que planteó en lo relativo al uso de materiales antiimperialistas, los impedimentos para la participación de delegaciones como la serbia o la saharaui, y su obstinada intención por permitir la participación a organizaciones coloniales o abiertamente fascistas de Marruecos, Israel, Francia o Austria. Pese a ello, el empuje y la cohesión de las organizaciones antiimperialistas permitieron hacer frente a todas estas provocaciones. A través de la lucha militante, la juventud antiimperialista se abrió paso para defender un auténtico Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

La Unión de Juventudes Comunistas de España desempeñó un papel destacado, presentando sus posiciones en conferencias relevantes como la conmemoración del centenario de la Revolución, la lucha de la juventud trabajadora desde los inicios de la crisis, la situación de las personas refugiadas en Europa, la resistencia del pueblo Saharaui y de Venezuela, la lucha de las mujeres por la igualdad o la situación de la juventud con diversidad funcional. La delegación de la UJCE contó con medio centenar de militantes: jóvenes estudiantes, sindicalistas, activistas sociales y militantes en espacios de solidaridad internacional así como su Secretario General, Xavier García.

Tras este XIX FMJE la juventud antiimperialista, pese a todas las dificultades, sale reforzada para la lucha en cada uno de sus países. A través de la unidad, el intercambio de experiencias, el espíritu de lucha compartida y el fortalecimiento de los conocimientos revolucionarios no sólo aseguran que el Movimiento de los Festivales continúa vivo setenta años después, sino que la juventud avanza en su lucha por debilitar el imperialismo, asegurar la paz, y fortalecer la lucha por la justicia social. Cien años después de la victoria obrera de Octubre, los y las jóvenes del mundo seguimos luchando contra el imperialismo y por un futuro socialista.