DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD DE LA FEDERACIÓN MUNDIAL DE JUVENTUDES DEMOCRÁTICAS CON LA REVOLUCIÓN CUBANA

El 16 de junio de 2017 el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump anunció la política de su gobierno hacia Cuba en un acto público donde demostró total desconocimiento de la historia y realidad del pueblo cubano. Su decisión fue refrendada en la firma de una directiva de política denominada “Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba” con el objetivo de recrudecer las agresiones contra la Revolución cubana.

El mandatario estadounidense justificó su decisión con supuestas preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y la necesidad de aplicar rigurosamente las leyes del bloqueo económico, comercial y financiero que por más de medio siglo impone el gobierno norteamericano a Cuba y que cuenta con el rechazo internacional y de muchos ciudadanos de los EEUU. De forma arrogante exigió cambios internos en Cuba como condición para la eliminación del bloqueo y la mejora de las relaciones entre
los dos países.

Desde la FMJD siempre hemos apoyado la posición de la Revolución Cubana de que el Bloqueo, como política establecida unilateralmente por el Gobierno de los Estados Unidos desde 1962, debe eliminarse de inmediato de forma unilateral y sin exigir condiciones a los cubanos. Además de que esta política genocida constituye una violación flagrante y permanente a los derechos humanos a partir de que su principal objetivo es privar a los cubanos de los recursos necesarios para su desarrollo pleno como nación soberana e independiente y la aplicación extraterritorial del Bloqueo incide negativamente en el desarrollo de otras naciones.

A pesar de las limitaciones que para Cuba ha traído esta política de cerco económico, la Revolución cubana, apartada de las recetas imperialistas, ha logrado que el pueblo cubano goce de derechos y libertades fundamentales para el desarrollo pleno de todos los cubanos, sin ningún tipo de distinción ni discriminación. Además su constante práctica internacionalista ha contribuido al desarrollo de los derechos humanos en muchos países del mundo.

Sin embargo en la sociedad norteamericana se violan sistemáticamente los derechos humanos fundamentales y son frecuentes las violaciones de estos derechos cometidas por los Estados Unidos en otros países. Su política internacional imperialista ha demostrado su nulo compromiso con el respeto a la paz mundial, derecho imprescindible para la supervivencia humana.

La Revolución cubana es un referente para la juventud progresista y de izquierda a nivel internacional. Nos demuestra la justeza y la fuerza de su proyecto socialista al salir victoriosa y no doblegarse jamás ante las agresiones de todo tipo que por casi 60 años le impone la principal potencia imperialista mundial.

La FMJD condena el nuevo intento injerencista del gobierno norteamericano sobre la independencia de Cuba. Respaldamos el derecho legítimo del pueblo cubano a su autodeterminación como pueblo independiente y soberano y exigimos que se respeten sus decisiones y su derecho a decidir por sí mismo su futuro.

¡Viva la Revolución Cubana!

Federación Mundial de Juventudes Democráticas

Budapest Junio de 2017