ROMPER CON EL RÉGIMEN CONSTRUYENDO REPÚBLICA

Tras la crisis capitalista de 2008 las condiciones y los derechos de la clase obrera se han visto mermados, algo que nos ha afectado especialmente a la juventud, mientras las grandes fortunas continuaban enriqueciéndose cada vez más. Las grandes familias que controlan el poder en nuestro país apenas han variado respecto a la transición (y la dictadura franquista) por eso es necesario dar un giro a esta situación y tomar las riendas de nuestro futuro, que pasa necesariamente por ir de una vez por todas a por la Tercera República.

Pero cuando hablamos de República, ¿únicamente hablamos de acabar como un resquicio del sistema feudal, como es que al Jefe de Estado no se le pueda elegir en las urnas? ¡No!. Para nosotras/os, hablar de República implica necesariamente:

-Igualdad de oportunidades. En los últimos 5 años más de 100.000 estudiantes hijos e hijas de la clase obrera han sido expulsadas de la Universidad. Además leyes como la LOMCE pretenden segregar desde una temprana edad a la par que se devalúa cada vez más la Formación Profesional, volcadas hacia el empleo precario con prácticas no remuneradas y jornadas interminables.

-Recuperación de derechos laborales. Por la recuperación de todos los derechos laborales perdidos tras las reformas laborales de 2010 y 2012. Nuestra apuesta pasa también por el establecimiento de una jornada laboral de 35 horas. Apostamos por un trabajo digno y estable que podamos desarrollar sin necesidad de emigrar.

-Derechos sociales. Nuestro modelo de República apuesta por la juventud, asegurando un empleo digno en nuestra tierra que nos permita construir una vida estable e independiente de nuestros padres. Ahora mismo no estamos en el foco de los problemas, por lo tanto, debemos ser nosotras mismas las que construyamos nuestro futuro tal y como nos gustaría.

-Vivienda como derecho. Nuestra actual constitución derivada del régimen del 78 recoge que todo ciudadano tiene derecho a una vivienda pero a la práctica esto no es así porque el capitalismo está por encima de cualquier derecho. Nuestro modelo de República recoge y garantiza el derecho a la vivienda y apuesta por la paralización e ilegalización de los desahucios.

-Equidad. Para la UJCE la construcción de la República pasa por una construcción feminista de la sociedad. Porque las mujeres no partimos de la misma posición social que los hombres, ocupamos trabajos con mayor temporalidad y peores salarios, además de recaer sobre nosotras el trabajo de cuidados.

Es hora de romper con el régimen del 78. Juan Carlos I, actual rey emérito, fue designado por el dictador Franco, dejando todo “atado y bien atado”. Ahora su hijo Felipe VI, con el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos, continúa su legado al servicio de los intereses del gran capital.

La monarquía perpetúa la lógica actual de un sistema que nos condena al paro, la emigración y la precariedad. Mientras tanto la sentencia del caso Nóos deja patente la vinculación entre monarquía y corrupción, así como la impunidad de la que sigue gozando la Casa Real. En cambio a la joven tuitera Cassandra, unos jueces vinculados al Opus Dei la condenan a un año de cárcel por hacer bromas sobre el fascista volador Carrero Blanco. Porque en este régimen la justicia no es igual para todas.

Ha llegado la hora de decir basta y luchar por nuestro futuro construyendo República. Es hora de no resignarnos ante los recortes, el paro o la pérdida de derechos. Las y los jóvenes, de la mano del resto de la clase trabajadora y de los sectores populares, tenemos que romper con el régimen y construir una República que defienda nuestros intereses y que nos permita avanzar hacia una sociedad libre de explotación y de desigualdades, una sociedad socialista.

¡A POR LA TERCERA!