Desde la Unión de Juventudes Comunistas de España en Cantabria denunciamos que la violencia de género no disminuye, por el contrario está aumentando y especialmente en las personas adolescentes. Esta lacra requiere medidas específicas y especiales que proporcionen a las mujeres elementos de prevención y protección reales, es por ello que es imprescindible la prevención desde la escuela con  un currículum que incluya como una de sus prioridades la educación no sexista para formar personas con valores de respeto y aceptación a la diferencia, por la igualdad entre hombres y mujeres.